Ambi - Control

¿Somos conscientes de cómo y con qué productos tratamos el aire que respiramos?


Los procedimientos utilizados hasta ahora para la higienización de los aires acondicionados no son los más adecuados, ni para las personas, ni para las instalaciones. 


Provocan desgaste en las instalaciones - por los residuos que generan - que a su vez alimentan el crecimiento microbiológico causando problemas de contaminación ambiental: asma, alergias, dolencias respiratorias, infecciones, etc. Y como consecuencia, absentismo laboral.


Todos aquellos lugares donde se requiera un tratamiento del aire interior, estancias muchas veces cerradas, con aparatos de aire acondicionado y poca ventilación. 

Lugares susceptibles de originar malos olores, bacterias, microbios en hoteles, clínicas y zonas con una alta concurrencia de personas.